martes, 24 de agosto de 2010

Martes, 24 de Agosto.

Informe; las investigaciones llevadas a cabo por el equipo de especialistas de los laboratorios Fermax se han realizado con el máximo rigor posible, no se han escatimado esfuerzos, se han utilizado todos los recursos humanos y económicos a nuestro alcance, se han terminado dentro del plazo que estaba previsto y sus conclusiones han sido determinantes: no hay nada que hacer, nos vamos, desmantelamos el laboratorio, ha sido un fracaso, una pérdida de tiempo y de dinero, un fuerte revés para la ciencia y la clara demostración de que en este mundo todavía hay cosas que escapan a nuestro entendimiento; como jefe y coordinador de los trabajos realizados y máximo responsable, me explico: a la cobaya humana número seis, clasificada como runner-varón de cincuenta y tres años-etiqueta Manuel Binoy se le ofreció un maletín con un millón de euros en su interior y lo rechazó, se le ofreció un selecto lote de los mejores caldos de la comarca de La Rioja y lo rechazó, se le ofreció la posibilidad de seguir viviendo sin trabajar hasta el final de sus días y lo rechazó, se le ofreció la promesa de atesorar todo el PODER en sus manos y lo rechazó, se le ofreció la garantía de que nunca más volvería a tener dudas sobre su persona y lo rechazó, se le ofreció la gratuidad de todas las Nike Pegasus que fuera capaz de gastar y lo rechazó, se le ofreció la seguridad de que nunca más volvería ni a sufrir ni a sentir dolor y lo rechazó, se le ofreció la felicidad total y absoluta para él y para los suyos y lo rechazó y ya cansados de ponerle en bandeja ofrecimientos que nosotros mismos hubiéramos aceptado en el acto y si rechistar, en un desesperado intento por acabar con buen pie la investigación que nos ocupaba, se le preguntó abiertamente y sin tapujos qué quería que le diésemos a cambio de que no saliera a correr esta tarde, contestó que nada con firmeza y sin temblarle la voz, se levantó de la mesa en silencio, no se despidió de nosotros, no nos mostró ningún gesto de superioridad, salió por la misma puerta por la que había entrado y pocas horas después recibimos un e-mail en nuestro correo que decía así: a pesar del calor y de la humedad he conseguido completar un total de dieciocho kilómetros, haciendo cambios de ritmo de dos minutos durante los seis últimos; es todo lo que necesitaba, gracias; firmado, Manuel Binoy.

18 comentarios:

  1. y ahora a dormir que manaña hay mas!!!
    de coimbra, aquele abraço

    ResponderEliminar
  2. Está comprobado que no hay nada que pueda pararte. Siempre hacia adelante! Ánimos crack!

    ResponderEliminar
  3. Ofertas muy tentadoras pero la libertad de salir a correr no tiene precio, ahora que llevo tres meses parado te comprendo perfectamente, un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que te ofrecían, con más o menos esfuerzo y en mayor o menor medida, se puede conseguir con lucha, con sacrificio y con constancia. Aunque todo junto quizá sea un poco complicado, pero nada de eso tendría valor si para ello tenemos que renunciar a algo como nuestra libertad de elegir, de decidir, de sufrir por placer, de entrenar para mejorar, de descansar para mejorar, de compartirlo con otros locos con nosotros, de disfrutarlo casi gratis... Aún así, lo de los caldos riojanos habría hecho que me lo pensara un poco, pero sólo pensarlo, eh!

    ResponderEliminar
  5. Si en vez de nike pegasus me ofrecieran asics kayano 16, creo que me lo pensaría....

    Excelente entrada, como siempre

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Son mas pesados que las llamadas a horas intempestivas de las distintas compañias telefónicas ofreciendote sus encantadores servicios.
    Tú, a lo tuyo. Di que sí.

    ResponderEliminar
  7. Cada dia mas original en tus entradas,magnifico amigo

    ResponderEliminar
  8. Manel Binoy en pura esencia, ni 500.000.000 palabras más que añadir.
    Hablaremos de la kedada......tenemos tiempo todavía para planificar.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. y si te hubieran ofrecido bajar de 3 horas en la maraton? dudas ehhhhh!

    ResponderEliminar
  10. yo te ofrecería la inmortalidad atletica, por un dia de descanso ¿ que te parece?

    ResponderEliminar
  11. Manuel te sigues superando, nada te puede apartar de tu camino.

    ResponderEliminar
  12. Yo seguro que habría caído y luego me hubiese arrepentido

    ResponderEliminar
  13. No se puede esplicar mejor,para aquellos que nos preguntan que por que corremos.

    ResponderEliminar
  14. Joder que envidia de lilometros.Saludos y gracias por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  15. No te preocupes, Manuel,por lo de los laboratorios Fermax. Creo que has hecho muy bien en la decisión que has tomado. Lo importante es ser feliz y si corriendo somos felices ( aunque sólo sea unos gramos de felicidad,...),pues adelante.Un saludo, y sigue entrenando así, que es lo principal.

    ResponderEliminar
  16. Muy bien Manuel, nada de ceder al chantaje del sistema, nos quieren a todos delante de la tele, cedes un día y luego te ofrecen mas cosas, y acabamos viendo Salvame, jejejej

    ResponderEliminar
  17. Estupenda entrada Manuel! Tu tesón y constancia es envidiable. Que no te chantajeen con nada!
    Un saludo

    ResponderEliminar