martes, 3 de noviembre de 2009

Entreno de esta tarde: treinta y cinco minutos de calentamiento, diez series de cuatrocientos metros y quince minutos finales que me han servido para relajar los músculos y darme cuenta de que todavía no estoy muerto...bien...bien...bien...la cosa promete, la cabeza se mantiene despierta, el cuerpo aguanta el esfuerzo, las manos obedecen, sin rechistar, las órdenes de mi cerebro, mi corazón está contento, el espíritu estabilizado, la vida la que uno quiere que sea y la comunidad globera siempre en su sitio, no se puede pedir más, no hay que ser ambicioso, no hay que romper las barreras de la modestia, no hay que buscar nada fuera de uno mismo, más allá de las cosas sencillas no hay nada, sólo aburrimiento y caos.

22 comentarios:

  1. Buenos razonamientos Manuel. Las cosas simples son las que nos hacen seguir adelante, y son las que tenemos que cuidar. Animo que se te ve muy centrado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, sencillamente... buen entreno, amigo
    Slds

    ResponderEliminar
  3. Buen día el de ayer y lo mismo te deseo para hoy

    ResponderEliminar
  4. Mas de lo mismo, me uno a mis compis, buen entreno.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  5. Buenas piernas, buen corazón y buen entrenamiento.

    ResponderEliminar
  6. ya estas haciendo series?que bien recuperas manuel,es una maravilla poder entrenar asi de bien y acabar asi de contento,te felicito.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen entreno, me encantan las series cortas uno puede desmelenarse y fingir que es muy rápido ;-)

    ResponderEliminar
  8. Joder tío, estas que te sales, ya con series?, oye dejame el cuerpo una temporada, porque yo intento hacer mejoras y soplo como una locomotora.
    Sigue así Manuel, te "leo" muy bien.
    Un abrazo
    Rafa

    ResponderEliminar
  9. Dí que sí, no hay nada peor que apoltronarse en la rutina y acomodarse en los hábitos sendentarios... Sólo te ha faltado una extremidad que también obedezca tus órdenes, y entonces, sólo entonces, te compro un local y ponemos una academia para que enseñes cómo lo haces y forrarnos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Series de 400! ¿Y diez? Jajaja... Lo tuyo es mucho, Manuel. ¿Y sin dolor? ¡Qué tío!

    Tus entradas con ese toque de sencillez son como pildoras que revitalizan, compañero. ¡Menuda droga leerte!

    ¡Un abrazo y pa'lante!

    Te sigo. Con la lengua fuera pero te sigo.

    ResponderEliminar
  11. muerto,como vas a estar muerto si te marcas un 10x400 a tope nen.
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. 10 x 400 = 4.000. Buen entrenamiento. ¿Cuánta recuperación?

    ResponderEliminar
  13. Llevas el buen camino socio,sigue asin y llegaras lejos jajajajaj


    Un saludo campeon

    ResponderEliminar
  14. ¿serán las series el secreto de la felicidad?...

    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo contigo, mi mente te sigue , mi cuerpo no podría.

    ResponderEliminar
  16. Cuando hacemos lo que queremos y somos felices haciendolo para que ambicionar más, la vida es sencillez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Hay que ver Manuel,ademas de buen atleta eres como uno de esos gurus indios que te enseñan lo que es la vida.Tu lo has descrito muy bien.

    ResponderEliminar
  18. Manuel no hay nada como la sencillez.
    El libro que lees de Isabel Allende (he leído mucho de la autora) está entre los de mi próxima adquisición. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. se nota en tus comentarios que disfrutas con el correr y que aparte te supone mucha felicidad hacerlo. Aparte hay que ver que en ellos nos ilustra con cosas que son muy ciertas. Me gusta leer tus crónicas, se aprende y sobre todo se queda uno reflexionando tus comentarios. Un abrazo!

    ResponderEliminar