lunes, 20 de febrero de 2012

Con la música de Texas sonando en los auriculares y los auriculares perfectamente acoplados en los pabellones auditivos mi señor el gran visir Tintoré "Le fou" ha salido ha correr ésta tarde y sin haberlo planeado de antemano (siempre he sospechado que está más cerca de la anarquía que de Dios) le han salido veinte minutos de calentamiento, tres cambios de ritmo de diez minutos cada uno y quince minutos más de regreso a palacio; la estrecha relación de mi señor con el hecho de correr parece ser que se está estabilizando después de unos días de zozobra y eso, al igual que el aleteo de las mariposas, provoca mareas de tranquilidad en su espíritu y en el ambiente general de la corte, cosa que un servidor agradece y secretamente espera que se materialice en una subida del sueldo, por ejemplo, aunque éste escriba no es un iluso y ya hace muchas lunas que dejó de creer en los milagros, pero como muy bien dice el profeta nunca se sabe lo que uno puede encontrarse al doblar la siguiente esquina, y en ello estoy, doblando una esquina tras otra con la esperanza, remota, de dar con la premiada; difícil, difícil, me está diciendo la mirada del niño de la foto; en otro orden de cosas siento la  imperiosa necesidad de confesar públicamente que mi señor envidia y le gusta escuchar a esas pocas personas que tras el fallecimiento de un ser querido tienen la percepción de poder vislumbrar el aura y la sensación de inmensa paz y serenidad que les envuelven horas antes de despedirse definitivamente de este mundo, pero esto ya es harina de otro costal y tal vez el actual heredero de la casa "Le fou" quiera que no me lance por estos derroteros, aunque creo que no le molestaría; ya hablaremos.

21 comentarios:

  1. Me alegro enormemente que esos días de zozobra de tu señor empiecen a remitir y si ello viene acompañado de un aumento de sueldo por tus, nunca bien ponderados, servicios será miel sobre hojuelas.

    Desde aquí deseo que esa corriente positiva no decaiga, se que tú, como buen sirviente, no lo permitirás.

    Salud y kms

    ResponderEliminar
  2. No te veo bien. Mucho ánimo y muchos abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Manuel, no creo que la anarquía esté reñida con Dios, mira la que le liaron a Jesus que iba de hippi en aquella época. Me alegro que las aguas estén volviendo a su cauce y sigas con esos magníficos entrenos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Poco a poco, la tendencia natural es que todo vuelva a su cauce, no hay que meter prisas, cada uno lleva su ritmo, pero de lo que no me cabe duda es que de todo se sale poniendo de parte de uno mismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Espero sinceremente que la zozobra pase también corriendo.

    ResponderEliminar
  6. Trata de sumar y seguir, aún que las cosas cuesten de asumir a veces, con el tiempo ves que eso es una cicatriz más en la coraza que al final del camino, miraras con orgullo por saber que si hay cicatrices es porque supiste aprecias y querer a mucha gente!!

    A seguir corriendo, un abrazo!

    M

    ResponderEliminar
  7. Manuel, Barcelona no esta muy lejos, y te va a exigir. Enfoque positivo a todo, aunque es muy facil decirlo, pero tienes que levantar el animo amigo. un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Eol niño te está diciendo que la vida es un ciclo, que va por etapas, que a veces las etapas llegan antes de lo esperado y que tu próxima estación se llama maratón.

    ResponderEliminar
  9. Manuel, toca apretar los dientes y sacrificarse, el Maraton de Barcelona se aproxima a velocidad de vertigo y hay que estar preparado para el reto. En la constancia y en los kilómetros semanales esta el secreto del éxito. Hay que sumar kilómetros para retrasar la llegada del hombre del mazo en la gran cita. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Manuel veo que siguen las tribulaciones haciendo su trabajo por dentro, pero te estas sobreponiendo y luchando por salir, seguro que lo haces y además mas fortalecido.

    Mucho animo.

    ResponderEliminar
  11. Si vas recuperando buenas sensaciones corriendo, es que estás dando grandes pasos para superar todas las inseguridades que nos aportan esas zozobras que no entendemos. Hay que seguir, Manuel

    ResponderEliminar
  12. Es cierto... nunca sabemos que nos vamos a encontrar al doblar cada esquina, a cada paso, a cada minuto, animo compañero

    ResponderEliminar
  13. Poco a poco ya veras. Mucho animo.

    ResponderEliminar
  14. Aúpa Manuel,
    Pues no dejes de doblar esquinas¡¡¡ y si puede ser a lomos de tus Pegasus, mejor que mejor¡¡
    Animo compañero¡¡

    ResponderEliminar
  15. En estos momentos hay que adaptarse a lo que pida el cuerpo sin forzar demasiado. A contracorriente se puede perder más que ganar.
    Ánimos Manuel y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El tiempo es lo que nos devuelve a la senda natural de la vida que nos ha tocado vivir, que simplemente sigue aunque cambien los protagonistas... Correr hace ese tiempo más ameno, todos los que lo hacemos lo sabemos. Ánimo y a correr, que Barcelona nos espera!!!

    ResponderEliminar
  17. El duelo requiere su tiempo, ánimo

    ResponderEliminar
  18. Paciencia y buena letra como se suele decir..., ya que hay más que perder que ganar así paso a paso...

    ResponderEliminar
  19. mi amigo espero que estas semanas de cara al proximo objetivo vengan con mejores sensaciones y energias, exitos para barcelona, un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. A seguir buscando la esquina premiada mientras disfrutamos del camino.

    ResponderEliminar