domingo, 13 de marzo de 2011

Domingo, 13 de Marzo.

Acompañado del Indio Ziur, con las pinturas de guerra bien reflejadas en el rostro, seguidos a cierta distancia por el séptimo de caballería, bajo un sol radiante y marcando un ritmo constante, ésta mañana hemos cabalgado veinticuatro kilómetros y una vez a salvo de los casacas azules, los hemos despistado a la altura de Sitges, hemos podido llegar al poblado sin mayores complicaciones y a orillas del pequeño río que baña la reserva de la tribu hemos dado de beber a los caballos y hemos estirado nuestros músculos y con un apretón de manos nos hemos felicitado mutuamente por el entreno realizado y por haber salido ilesos de la incursión en territorio enemigo; "La próxima vez", de Marc Levy; no es nada del otro mundo, pero se lee muy bien y entretiene.

12 comentarios:

  1. Y además habréis ido al galope... Tiene que molar, porque a mi hijo cuando le hago "el paso, el trote y el galope" es en el último cuando más disfruta... ;)

    Abrazos mil.

    ResponderEliminar
  2. Como me gustaría "pegarme" alguna incursión en territorio indio con vosotros jodio, buena salida, y buena gozada de kilómetros con los casacas azules "siempre" por detras vuestra.
    Un abrazo makina

    ResponderEliminar
  3. buena tirada manuel,felicidades por haber salidoilesos de esa incursion en territorio enemigo,un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estupendo comentario tipo western, Manuel sigue escribiendo así, diferente. Gracias por acordarte de nosotros con un comentario. Hasta pronto seguiremos leyendote.

    ResponderEliminar
  5. Vais como caballos trotones... muy bien

    ResponderEliminar
  6. buena tirada larga. Te veo fenomenal.

    ResponderEliminar
  7. Me encantan estas entradas, Manuel, y sobre todo, esos pedazos entrenos qeu te marcas.

    Un saludo y a seguir asi de bien.

    ResponderEliminar
  8. buen entrenamiento, piel roja!

    jaja manuel contando el final de un libro! no te castigues demasiado con la penitencia!

    Lo importante en casi todos los casos es el camino, y no el final... un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Pues no es difícil despistar a los casacas azules, no porque sean más listos, sino porque sus caballos siempre corren más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. ¿De donde sacaste el "sol radiante"? Por el centro de la península ni gota este finde!!!! ;D

    Estupendo entrenamiento, Manuel!

    ResponderEliminar
  11. Se nota que terminaste satisfecho con el entreno. Que siga todo así......
    Un abrazo.

    ResponderEliminar